NEBULIZADORES DE AGUA: ¿DE QUE HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE NEBULIZACION?

Seguro que, en más de una ocasión, has escuchado hablar de un proceso para refrescar el ambiente conocido como nebulización de agua. Sin embargo, a pesar de que este sistema se emplea desde tiempos remotos, es posible que no sepas con exactitud en qué consiste. Si es así, presta mucha atención a este artículo pues en él vamos a tratar de explicártelo de la forma más sencilla posible.

 
Los nebulizadores de agua son dispositivos que se encargan de disolver el agua que se encuentra presente en el aire. De hecho, cuando ves el tiempo a través de tu teléfono móvil o en televisión, es normal que aparezca el dato del grado de humedad ambiental existente, por lo que puedes hacerte una idea acerca de lo que estamos hablando. Al efectuar este proceso, el calor es extraído y, a cambio, se genera una elevada cantidad de frigorías.
 
En concreto, dentro del universo de la nebulización de agua, existen dos tipos de sistemas para llevar a cabo este proceso. En primer lugar, es necesario citar los de baja presión, los cuales funcionan con presiones de hasta 14 Bar. En concreto, los dispositivos que funcionan de esta forma son recomendables para zonas privadas exteriores de pequeño tamaño. Su coste es muy reducido, lo que hace que sea una opción ideal para un uso doméstico.
 
Por otro lado, los de alta presión son los que, habitualmente, se instalan en espacios abiertos de mayor tamaño en los que concurre mucha gente como, por ejemplo, las terrazas de los bares y restaurantes. Son capaces de trabajar con una presión de 70 Bar y permiten obtener un tamaño de gota mínimo, de modo que la disolución es prácticamente inmediata. Aunque su precio es más elevado, puede decirse que, si se tiene en cuenta lo efectivos que resultan los nebulizadores de agua de este tipo, es una inversión sumamente interesante.
 
En definitiva, los sistemas de nebulización de agua son ideales para climatizar grandes espacios exteriores tal y como se ha hecho desde la antigüedad. Y es que, debido a lo profundamente que se conoce este mecanismo de refrigeración, el perfeccionamiento de los dispositivos diseñados para llevarlo a cabo es muy elevado. Además, presentan una serie de ventajas que ningún aparato de aire acondicionado es capaz de igualar. Por ello, ya sea para tu terraza o jardín o para tu establecimiento comercial, no pierdas la oportunidad de instalarlos y disfrutar de un más confortable ambiente.